miércoles, 21 de octubre de 2015

Sucre: 30 años de cárcel para el maestro que violó a una niña


El maestro que abusó sexualmente por varios años de una menor de edad y que era hija de sus ahijados de matrimonio, reconoció el delito, se sometió a un proceso abreviado y ayer el Tribunal Primero de Sentencia de la Capital dictó la pena de 20 años de presidio a cumplirse en el penal San Roque.

El hecho salió a la luz en 2013 cuando la niña de 12 años fue ultrajada por última vez por el padrino de matrimonio de sus papás; además en su condición de profesor le daba clases a la menor de edad.

Según las investigaciones, la niña fue violada por primera vez en 2007 cuando tenía seis años, posteriormente las vejaciones continuaron ya que los padres de la menor la enviaban a la casa de su padrino para que le dé clases de nivelación; la menor de edad no quería ir porque sabía que sería ultrajada.

Empero, en el mes de mayo de 2013 la niña rompió el silencio y contó a sus padres que el padrino de ellos la violaba cuando la enviaban a su domicilio a pasar clases de nivelación.

Tras la revelación, los padres de la menor de edad denunciaron el hecho en la Defensoría de la Niñez y Adolescencia y posteriormente se sentó la denuncia en la Fiscalía.

El agresor B.A. fue aprehendido, cautelado y desde 2013 está con detención preventiva en el penal San Roque.

EL JUICIO

Las investigaciones por parte de la Policía y el Ministerio Público tardaron más de un año y medio porque se realizaron varias pericias para obtener prueba contundente que vincule al maestro con el delito de violación.

Se colectaron restos seminales de los muebles donde la menor relató que fue vejada, posteriormente se hicieron los exámenes genéticos de ADN para determinar si correspondían al agresor.

Luego que los exámenes salieron positivos, el Ministerio Público acusó formalmente por el delito de violación a niña, niño y adolescente, establecido en el artículo 308 bis del Código Penal. A finales de septiembre de 2015 se inició el juicio oral y contradictorio en contra del maestro, que en su primera audiencia se presentó sin abogado y el Tribunal Primero de Sentencia le designó uno de oficio.

PROCESO ABREVIADO 

La defensa de B.A. en la anterior audiencia, presentó un memorial solicitando la aplicación de un proceso abreviado.

Tras el análisis de parte del Ministerio Público y de la defensa de la víctima se aceptó la solicitud.

La última audiencia desarrollada ayer fue declarada en reserva y a puerta cerrada. La fiscal Carmen Rosa Encinas presentó su alegato argumentando que el acusado reconoció la comisión del delito y que se plantea como pena máxima 20 años sin derecho a indulto.

Tras esa presentación los miembros del Tribunal se retiraron a analizar la petición del Ministerio Público y la defensa de la víctima.
Al promediar las 10:30, la presidenta del Tribunal Primero de Sentencia de la Capital, Marina Durán, leyó la parte resolutiva de la sentencia dictando una pena de 20 años de cárcel sin derecho a indulto para B.A. acusado de violación a niña, niño y adolescente, a cumplirse en el penal San Roque.

El abogado de la víctima, Sergio Vildozo, dijo que fue un proceso largo pero se llegó a un final con una sentencia que se enmarca en la norma penal.

PADRES SATISFECHOS

Tras la sentencia, los padres de la víctima que ahora tiene 14 años, expresaron su satisfacción por la sentencia, pero remarcaron que eso no les devolverá la inocencia de su niña que fue arrebatada por su agresor.

“Pedimos a todos los padres que denuncien cualquier tipo de agresión a sus niños, sabemos que a veces el dinero, el estar en correteos, en trámites judiciales es un perjuicio, pero los agresores deben ser castigados por la justicia”, manifestó el padre.

A decir de los padres, la adolescente está recibiendo terapia psicológica para que pueda mejorar su estado de salud.