viernes, 23 de octubre de 2015

Cochabamba: Capturan al joven acusado de asesinar a su padre por la herencia


“Sí, quería matar a mi padre porque me cansé de sus amenazas, pero no lo hice. Contraté a un gaucho para que lo haga por 6 mil bolivianos”, declaró ayer Carlos Q. Z., de 24 años, cuando los comunarios de Lauca Eñe lo cercaron mientras él trabajaba la tierra en su parcela.

Los comunarios no le creyeron. Sabían de su historial de violencia hacia su padre. “Este chico siempre fue agresivo y a su padre lo golpeó varias veces en Lauca Eñe, es un mal hijo y solo a un hombre con el corazón podrido se le podía haber ocurrido matar a su padre, él es un peligro y debe pagar por lo que hizo”, acordaron los comunarios luego de trasladar a Carlos Q. Z. a la sede sindical y redactar un acta de entrega al fiscal de Sacaba Luis Sandoval, que llegó hasta ese municipio con investigadores de Sacaba para consolidar la aprehensión. 

La historia de la familia Quinteros es trágica. Una pareja de esposos tuvo tres hijos varones en el Trópico de Cochabamba, pero decidió divorciarse tras décadas de matrimonio. 

El trámite ya concluyó con una sentencia, pero el desacuerdo sobre quién tendría la propiedad de un terreno y dos casas dividió a la familia. La madre, apoyada por el hijo menor y ahora detenido Carlos Q. Z. (de 24 años), habría llegado a amenazar de muerte a su exesposo y a sus otros dos hijos mayores si no le dejaban esos bienes.

Luego de recibir golpizas de su hijo menor, Antonio Quinteros, de 57 años, se vino a vivir con su hijo mayor y su nieto de 6 años a Sacaba. A las 6 de la mañana del 10 de octubre, cuando Quinteros dormía con su nieto y su hijo mayor había salido a trabajar, Carlos Q. Z. entró en la casa, apuñaló a su padre 34 veces, luego le roció alcohol y le prendió fuego, delante del niño que se escondió bajo una cama.

Ayer, los investigadores allanaron el domicilio de Carlos Q. Z. en Lauca Eñe y secuestraron un cuchillo con restos de sangre, además de documentos de su víctima. “Hay un testigo, hay indicios y todo apunta a él”, dijo el fiscal Sandoval.

La presunta autora intelectual del parricidio, la exesposa de Antonio Quinteros está prófuga. Los comunarios no la ven hace varios días.

Prófuga

La Policía busca a la madre de Carlos Q. Z. que habría sido la autora intelectual del parricidio, pero ella está prófuga.