miércoles, 14 de octubre de 2015

Argentina: Motoqueros asesinaron a un almacenero


Sucedió en la localidad bonaerense de La Capilla, en el partido de Florencio Varela. Dos individuos mataron a balazos al trabajador de 24 años. Los investigadores intentan determinar si el crimen fue en ocasión de robo o si se trató de una venganza debido a que la víctima fatal es un ex convicto que estuvo preso por robo en un establecimiento penitenciario de esa misma zona.

Dos motoqueros asesinaron salvajemente a balazos a un humilde almacenero, de 24 años, en un cruento y confuso suceso que se registró en la localidad bonaerense de La Capilla, en el partido de Florencio Varela. El dúo logró darse a la fuga en el rodado. Las autoridades policiales creen los agresores obraron por venganza, ya que el comerciante era un ex convicto.

Los voceros revelaron que la infortunada víctima fue identificada como Joaquín Obregón, de 24 años.

Trascendió que el tremendo hecho se produjo cuando el muchacho atendía el negocio situado en calle 713, entre Cacheuta y 762, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial.

En dichas circunstancias, aparecieron en escena los malvivientes, quienes se desplazaban a bordo de una motocicleta. Los chacales agredieron a disparos al joven mediante una pistola 9 milímetros y posteriormente huyeron a gran velocidad, sin apoderarse de los objetos de valor del local.

Obregón tuvo que ser trasladado de urgencia al Hospital Mi Pueblo, en Florencio Varela. Sin embargo, el muchacho dejó de existir a raíz de sus graves heridas. 

De acuerdo lo manifestado por los informantes, los forajidos realizaron 4 disparos y 2 de los proyectiles impactaron en el joven (uno de ellos en la mejilla izquierda y el restante en la región torácica).

Pesquisas policiales de la comisaría de La Capilla (5ª de Florencio Varela) procuran localizar a los responsables del crimen.

Miembros de dicha seccional averiguaron que Obregón era un ex presidiario, ya que había estado 6 meses recluído en la cárcel de Florencio Varela, por el delito de “Robo”. 

Finalmente el muchacho reperó la libertad hacía un año. Por esa razón y, a juzgar por la manera de actuar de los malvivientes, los investigadores descartaron que el asesinato haya sido consumado para asaltar el comercio. Al respecto, los funcionarios estiman que los maleantes perpetraron el episodio por venganza, debido a que se estiman que Obregón conocía a los criminales.

Varios habitantes de la zona narraron que Obregón residía en el sector delantero del predio, mientras que sus padres viven en la parte trasera del mencionado terreno.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio”, la doctora Vanesa Maiola, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 6 de Florencio Varela, dependiente del departamento judicial de Quilmes.