lunes, 12 de octubre de 2015

Argentina: Borracho murió tras ser esposado por policías (vea el vídeo)


El insólito episodio ocurrió en una estación de servicio en el barrio porteño de Constitución. Un hombre de 38 años falleció luego de intercambiar insultos y empujones con los empleados del lugar, y de ser contenido por los uniformados. "Estaba fuera de sí", dijo uno de los playeros.

Un episodio confuso y con trágico final se desató en una estación de servicio del barrio porteño de Constitución, donde un hombre, aparentemente drogado, murió de un infarto tras discutir con los empleados y la policía. 

Alrededor de las 5.30, un joven de unos 40 años se acercó a la estación de servicio ubicada en el cruce de las avenidas Entre Ríos y Garay y denunció, ante un playero que estaba trabajando, el robo de su automóvil. Inmediatamente llamaron a la policía de la comisaría 28, quienes emprendieron la búsqueda del vehículo.

Minutos después vuelve el hombre y, aparentemente bajo los efectos de la droga, comenzó a insultar y agredir a los trabajadores y los uniformados que se encontraban en el lugar. Debido a su rebeldía, la policía lo reduce y en ese momento un paro cardíaco terminó con su vida.

“Yo llegué alrededor de las 6, cuando arrancó mi turno, y el hombre estaba en el piso sin vida”, manifestó José Luis, playero del local de venta de GNC. Según su relato, la víctima “estaba agresiva”. En esa línea, una empleada de “Snackbar” -la tienda del lugar- añadió que al ingresar “pateó las mesas y empezó a insultar a todos”. 

José Luis, quien sostuvo que siempre se viven episodios violentos allí, detalló: “Desconocía a la policía. Estaba fuera de sí. Por lo que me contó mi compañero, que tuvo que prestar declaración, los efectivos de la comisaría 28 nunca le pegaron. La verdad es que no sabemos bien los motivos de su muerte”. 


Por otra parte, la ambulancia llegó al lugar alrededor de las 6, aunque ya se encontraba muerto. Según fuentes médicas, en la ropa del hombre fallecido había una “pipa” de las utilizadas para consumir paco.