viernes, 4 de septiembre de 2015

Tarija: Joven se suicida en su habitación

En una habitación de una casa ubicada en la localidad de Caiza, provincia Gran Chaco, en la mañana del miércoles último ha sido realizado el levantamiento legal del cadáver de un joven de dieciocho años de edad, quien presuntamente se ahorcó por problemas económicos y familiares, según informó de manera preliminar un policía de turno de Yacuiba.

El oficial investigador de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) explicó que el cuerpo estaba colgado por el cuello de una viga de la habitación. “El personal de la FELCC se constituye al lugar con el objetivo de verificar la existencia de un cadáver identificado como C.L., de 18 años, se procede al levantamiento legal, la causa de muerte es por una asfixia por ahorcamiento”, dijo el comandante de Frontera Policial, coronel Jesse Barbeitor.

Acorde a lo señalado por otras fuentes, se conoció que mediante declaración de las concubina del fallecido, quien es una adolescente de 17 años y con quien tendría una niña de un año y dos meses, para ella es inexplicable y desconoce las causas por las que el joven decidió ahorcarse, sin embargo, conocidos dijeron que el hombre sufría por problemas económicos y familiares, además de pasionales. “Aparentemente fue por parte de dinero y pasional; dejó a su esposa joven viuda y una menor en la orfandad”, dijo un policía.

De manera preliminar se conoce que la ansiedad y la depresión por la crisis económica en el cual se encontraba para sustentar a su familia, pues no tenía una fuente laboral, el joven le pidió prestado dinero a su tío, quien le había negado, por lo cual en esa situación se fió un vino, el que ingirió dentro de la casa de su suegro, donde vivía.

El joven desapareció un día antes de morir, su familia lo empieza a buscar, sin embargo, él se había ido a su casa, donde antes vivía, y tras haber ingerido alcohol en la noche del martes, en la madrugada del miércoles ató un retazo de tela y una cuerda a una viga del techo de su habitación, se colocó la cuerda alrededor del cuello y se hincó encima del colchón de su cama hasta que le llegó la muerte.

Sus familiares lo encontraron en la habitación unas seis horas después del fallecimiento, de acuerdo al informe del médico forense, quien luego le hace conocer a la Policía que fue encontrada una botella que tenía una mezcla de agua, colorante y alcohol, lo que presuntamente el joven había ingerido.

Tras el levantamiento legal, el cuerpo fue entregado a sus familiares para que procedan con los actos fúnebres; entre tanto, personal de la División Homicidios de la FELCC ha iniciado la investigación del caso.