miércoles, 2 de septiembre de 2015

Tarija: Estrangulan A Una Trabajadora Del Hogar Y Roban Dinero

El martes 01 de septiembre al mediodía, en el Barrio Tabladita sin vida y postrada en una cama fue encontrada una trabajadora del hogar de 30 años, por la dueña de casa , quien luego de inspeccionar su domicilio reveló que la faltaban Bs. 160.000, joyas y un televisor, según informó el comandante de la Estación Policial Integral (EPI) del barrio Senac, Teniente Coronel Juan Carlos Palacios.

La casa donde ocurrió el hecho es de tres pisos, ubicada en la calle Coplas, frente a la cancha de fútbol del barrio Tabladita, donde se presume que un solo delincuente cometió el crimen y el robo.

El fiscal de materia, Aldo Corrillo, el equipo técnico investigativo de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) y la médica forense Ericka Sakuma, procedieron con el levantamiento de un cuerpo de sexo femenino. “Al llamado, la fuerza policial, acudió con el equipo médico y se hizo el levantamiento del cadáver de una víctima por homicidio, además que existen características de que entraron a robar, para este propósito reducen a la víctima y la eliminan, conociéndose de manera preliminar que fue asfixiada”, dijo el funcionario de la policía.

En el lugar del hecho, los investigadores policiales han tomado muestras y evidencias, además, se entrevistaron con testigos y los propietarios del inmueble para tratar de conocer las circunstancias en las que fue cometido el crimen. A la investigación se sumaron policías del Grupo Delta y otras unidades policiales, que la noche del martes se movilizaron en busca del homicida, de quien se tiene algunas referencias, las que son guardadas en reserva para evitar su fuga.

Una vecina relató que en las primeras horas de la mañana vio a un sujeto sospechoso que deambulaba por el lugar, presuntamente, ya conocía los movimientos de la familia y estaba esperando que salgan los propietarios para entrar en acción.

Según el comandante de la EPI del barrio Senac, entre las nueve y diez de la mañana, el sujeto tocó la puerta de la casa y cuando la trabajadora del hogar abrió, ingresó a la fuerza y llevó a la mujer a un dormitorio, donde la estranguló con sus manos sobre una cama hasta que ella perdió la vida. La anciana que también estaba en el domicilio no se percató de lo que estaba sucediendo.

Con la eliminación de su principal y único obstáculo, el hombre empezó a buscar objetos valiosos en las habitaciones de la casa, para lo que rompió roperos, cómodas, colchones y otros muebles, hasta que encontró Bs. 70.000 en un lugar y Bs. 90.000 en otro, de los que se apoderó, e hizo lo mismo con joyas de la marca Yanbal y un televisor marca Samsung. Con todas estas cosas en su poder, el sujeto huye del lugar sin que nadie se dé cuenta.

Al mediodía llega la propietaria, toca la puerta pero como nadie le abría se extrañó y decidió esperar a su hijo. Cuando él llega, ambos ingresan al domicilio y en seguida notan el desorden general y su sorpresa es mayor cuando entran a un dormitorio donde encuentran sobre la cama fallecida a la trabajadora del hogar. En su afán de averiguar lo sucedido, tratan de conversar con la adulta mayor, sin embargo, ella no se percató de lo ocurrido.

Luego se enteran que un niño de una casa cercana había escuchado los gritos de la trabajadora del hogar, sin embargo, como el mismo estaba encerrado en una habitación, no pudo alertar a nadie.

Al revisar sus pertenencias, los propietarios se dan cuenta que faltaba un total de Bs. 160.000, joyas y un televisor, sin embargo, también descubrieron que el ladrón no encontró otros Bs. 20.000 que estaban escondidos en medio de un juguete. Las víctimas llamaron a la Policía, que se presentó en el lugar junto a funcionarios judiciales para iniciar la investigación del hecho.

La Policía desplegó personal en la ciudad y en las carreteras principales para poder atrapar al sujeto y evitar su fuga.

El Teniente Coronel Juan Carlos Palacios aconsejó a quienes tienen grandes cantidades de dinero, que no lo tengan en su casa, sino que lo depositen en entidades bancarias para evitar ser víctimas de robos y hasta homicidios.