sábado, 26 de septiembre de 2015

Sucre: A la cárcel los cuatro sujetos implicados en el rapto de un bebé del Hospital de la Mujer. ADN confirma el parentesco


Los cuatro imputados por el delito de sustracción de menor incapaz y falsedad ideológica por el rapto del recién nacido del Hospital de la Mujer fueron enviados al penal San Roque con detención preventiva; sin embargo, comenzó una controversia en la investigación ya que la plagiadora en la audiencia declaró que no conoce a sus supuestos cómplices. A esto se suma Freddy Paita Aucatoma, abogado del padre del recién nacido raptado, denunciando que el Ministerio Público no presentó pruebas contundentes para involucrar a su defendido como parte de la supuesta organización criminal.

La audiencia de medidas cautelares se desarrolló ayer, en el juzgado Cuarto de Instrucción en lo Penal, que fue declarado en reserva bajo un duro resguardo policial 

Los cuatro imputados llegaron al promediar las 14:45 e ingresaron por la parte lateral del juzgado, debido a la masiva presencia de medios de comunicación.

DETENCIÓN PREVENTIVA

El Ministerio Público en la audiencia cautelar ratificó que los cuatro imputados son parte de una organización criminal y que Patricia Reyes Ortiz, de 30 años, fue quien raptó al bebé de Juana Jalón del Hospital de la Mujer y que Macario Tarqui Inca, padre del recién nacido, habría tenido comunicación con la principal sospechosa para la comisión del ilícito, tanto como los otros dos involucrados Daniela Calle V. y Jorge Choque.

En la cita las tres fiscales presentaron como prueba las declaraciones testificales y policiales de los imputados para acreditar la probabilidad de autoría.

Además acreditaron los riesgos procesales de fuga y de obstaculización de investigación.

La cita se comenzó a caldear cuando Freddy Paita Aucatoma, abogado de Macario, denunció que el Ministerio Público no presentó pruebas contundentes que demostraran la participación de cada uno de los imputados en la supuesta comisión del delito de sustracción de menor incapaz y falsedad ideológica y sólo basaron su argumento en declaraciones informativas y la declaración de un investigador que no fue presentado como testigo.

Asimismo, Patricia, la sospechosa del rapto, declaró en la audiencia y negó conocer al padre del bebé, a Daniela, y no reconoció ser autora de la sustracción del recién nacido.

Sin embargo, tras tres horas de debate de los abogados en la audiencia de medidas cautelares, el juez Hugo Michel determinó la detención preventiva en el penal San Roque al acreditarse la probabilidad de autoría y riesgos procesales. 

CONTROVERSIAS 

Luego de concluir la audiencia, Paita denunció que en el caso faltan investigar muchos aspectos y los móviles que llevaron a la principal sospechosa a sustraer al bebé.

“Consideramos que bajo parámetros inconcurrentes y poco objetivos se ha detenido preventivamente a los imputados, no hay en esa investigación una sola declaración de un testigo que acredite que el padre del bebé hubiera ofrecido dinero para sustraer a su propio hijo, no hay un elemento de convicción, se han basado en lo que habría dicho una coimputada, se han basado en lo que dijo un policía, hemos pedido que se convoque al investigador pero no se escuchó y creo que en la apelación el Tribunal va a hallar razonable lo que reclamamos”, denunció.

Asimismo, se conoció que entre Macario y Patricia no hubo llamadas y menos una comunicación verbal, ella en la audiencia negó conocerlo.

Mientras que Daniela y Macario sí se comunicaron telefónicamente porque ella es ahijada de la hermana, la comunicación habría sido para solicitar prestado un monto de dinero.

También salió a la luz otra hipótesis, que el móvil del rapto fue porque Patricia quería tener gemelos, ella habría estado embarazada anteriormente y para que su marido le creyera sustrajo al bebé de Juana.

Jorge Ch., que estaba en Potosí, habría llegado a la ciudad para conocer a sus hijos, pero sólo había un bebé y ahí creció la duda. 

El caso se complicó con la nueva hipótesis y la declaración de la imputada en la audiencia. El Ministerio Público y la Policía deberán seguir investigando.

Confirman parentesco de madre y bebé

El miércoles, cuando encontraron al bebé sustraído el 15 de septiembre del Hospital de la Mujer, los médicos del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) tomaron una muestra de sangre de la madre, el padre y del neonato para determinar el parentesco a través de un examen genético de ADN.

Luego de 48 horas el IDIF entregó ayer los resultados de la prueba de ADN realizada al bebé encontrado y certificó que se trata del recién nacido que fue sustraído del hospital Gineco Obstétrico.

"La probabilidad de paternidad y maternidad es del 99,9999 por ciento”, establece el informe con fecha de 25 de septiembre.