sábado, 5 de septiembre de 2015

Sucre: Encarcelan al agresor de joven que murió tras golpe



En una accidentada audiencia cautelar con enfrentamientos entre los parientes de las partes en conflicto; la jueza Ximena Mendizábal ordenó la detención preventiva en el penal San Roque del presunto agresor J.C. de Juan Carlos Díaz Esquivares –que cuatro días después del hecho falleció en el Hospital Santa Bárbara–, para garantizar su presencia en las investigaciones, aunque la imputación del delito de asesinato presentada por el Ministerio Público no se acomodaba al hecho ilícito y debía ser recalificada.

En la audiencia intervino en principio el Ministerio Público haciendo un relato del hecho, sosteniendo que la víctima Juan Carlos y su amigo C.O.P., fueron agredidos por J.C. que salió en defensa de su esposa que fue manoseada. 

Tras la acción irrespetuosa, los empujó a los dos amigos y Juan Carlos cayó al piso y no se levantó más y lo “remató a patadas”, luego peleó con su amigo C.O.P., relató el fiscal Jimmy Aramayo, basándose en las declaraciones de la enamorada P.I.M. de una de las víctimas. Los abogados de la víctima se sumaron a esta relación de hechos.

El fiscal Winston Rivera acreditó los riesgos procesales de probabilidad de autoría, fuga, obstaculización y no sometimiento a la investigación e imputó oficialmente por el delito de asesinato a J. C. argumentando que hubo ensañamiento en la agresión sin importarle la vida de Juan Carlos.

Como pruebas presentó los certificados médico-forenses, necropsia y las declaraciones de los testigos del hecho acompañantes de la víctima. Por el Ministerio Público participaron cinco fiscales de materia.

En respuesta, el abogado del imputado, Marcelo Conchari, comenzó su intervención observando la calificación del delito de asesinato, ya que la doctrina jurídica señala una serie de requisitos para acreditar este hecho ilícito que no había en este caso.

Además dijo que hay contradicciones en las declaraciones de los testigos presenciales ya que C.O.P. dijo que los empujó y Juan Carlos cayó al piso de costado derecho y que peleó con J.C. y no vio otra agresión más, mientras que su enamorada P.I.M. sostuvo que el agresor pateó en el piso a la víctima.

Asimismo, desvirtuó la afirmación de los fiscales que dijeron que la causa de la muerte fue por TEC grave y policontusiones, cuando la víctima sólo tenía un golpe que le causó una hemorragia interna y eso fue corroborado por la necropsia. 

A decir del abogado se debía acomodar la imputación a otro tipo penal y no así a asesinato, ya que la víctima fue agredida y luego de cuatro días falleció por un paro cardíaco.

RESOLUCIÓN

La jueza Mendizábal confirmó que había contradicciones en la comisión del hecho y que además la calificación del delito de asesinato no se acomodaba a lo sucedido, por lo que tocaba a la comisión de fiscales recalificar.

Pero al haber una persona fallecida producto de una agresión física a la que además el agresor y su esposa no auxiliaron, menos se preocuparon de su estado de salud, para garantizar la investigación se determinó la detención preventiva en el penal San Roque.

AGRESIONES

Cuando iniciaba la audiencia cautelar en la puerta del Juzgado hubo agresiones físicas y verbales entre los familiares de las partes.