sábado, 5 de septiembre de 2015

La Paz: Encarcelan y dan de baja a militar por narcotráfico

La fuerza antinarcóticos detuvo a un capitán de la Fuerza AéreaBoliviana (FAB) que intentaba llevar 362.6 kilos de cocaína a Brasil en una avioneta privada, informó ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, pidió la baja del oficial, lo que fue cumplido por autoridades castrenses, y solicitó a la Asamblea Legislativa una ley para sancionar drásticamente a los militares involucrados en el narcotráfico. 

CAPITÁN 

El capitán Jimmy José Urzagaste Zabala fue capturado el jueves en una operación realizada por la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN) en el parque nacional Madidi, en el norte de La Paz, donde también se halló una pista clandestina, indicó Romero.

La avioneta está valuada en medio millón de dólares, mientras que el valor aproximado de la droga en Brasil, el destino final de la cocaína según las investigaciones preliminares, supera el millón de dólares, añadió el ministro.

Las investigaciones continúan para establecer la procedencia de la droga y los nexos del militar detenido, que se acogió a su derecho a no declarar.

En enero de este año, Urzagaste fue hallado herido cerca del pueblo de Yapacaní, enSanta Cruz, y alegó entonces que fue secuestrado, indicó la FELCN en un comunicado.

Se presumía que sus captores eran peruanos, pero investigaciones conjuntas entre la Policía boliviana y la Dirección Antidrogas peruana (Dirandro) determinaron que el militar "fingió un secuestro para encubrir un envío de dinero" desde Bolivia hacia el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) en Perú. Ese dinero se emplearía en la compra de "sustancias controladas", agregó la fuerza antidrogas.

AVIONETA

La aeronave que era piloteada por Urzagaste perteneció a una flota de 200 naves que la Dirección de Aeronáutica Civil (DGAC) autorizó para su operación en 2012, y es de fabricación estadounidense. De acuerdo al portal Columna de Reporteros, el propietario legal de la avioneta incautada era el piloto boliviano J. A., con residencia en Cochabamba.