jueves, 3 de septiembre de 2015

Cochabamba: Atracadores confiesan y son enviados a El Abra


Los cinco presuntos asesinos del taxista Ramiro Mayta Calatayud y acusados de haber perpetrado al menos ocho atracos fueron enviados ayer al penal de El Abra, acusados de los delitos de asesinato, robo agravado y asociación delictuosa, por disposición del juez de turno mixto cautelar de Colcapirhua, Ariel Rasguido.

Tras la audiencia de medidas cautelares, los delincuentes se acusaron entre ellos de haber cometido el crimen, frente a las cámaras de la Red ATB.

Uno de ellos afirmó que había agarrado al taxista por la espalda mientras otro lo apuñalaba.

Otro de ellos confesó que perpetraban al menos tres robos por semana.

En la víspera, el viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, declaró que la red operó durante meses en Cochabamba "sembrando terror a mano armada".

Junto a Miguel Flores Quispe, alias Tom, fueron remitidos a El Abra los supuestos cómplices: David Condori Flores, alias Brus; Juan Miguel Cruz Cari Cari, alias Juan; Juan Carlos Rocha, alias Carlos, y Ángel Flores Huanca, alias Ángel.

VEHÍCULO En la audiencia que se prolongó por algo más de una hora y media en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Quillacollo, se ratificó que el vehículo Ipsum, que habían robado los atracadores al taxista, lo vendieron en 17.500 bolivianos.

Durante el desarrollo del acto procesal, los cinco procesados mantuvieron la cabeza agachada y solo el líder de la banda miraba atentamente al juez y al fiscal.

CÁRCEL DE POR VIDA Lucy Antezana, esposa de la víctima, prometió que hará lo posible para que los cinco delincuentes se queden de por vida en la cárcel.

Junto a su hijo mayor, la madre de Ramiro Mayta y otros familiares intentaron golpear con sus manos a los presuntos asesinos.

También el hijo de Mayta quiso golpear en el rostro a los detenidos. Ninguno logró su cometido debido a que la Policía cercó el lugar de la audiencia.

TRÁMITES El abogado de la familia Mayta Antezana, Juan Carlos Montaño, declaró ayer que ahora iniciarán los trámites pertinentes para recuperar el vehículo que se encuentra bajo jurisdicción de la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove).

“Vamos a pedir a la Policía la devolución del vehículo, ya que no está indocumentado y existen papeles”, dijo.